Para las compras dentro de Chile los excesos del costo del despacho serán devueltos cuando sean enviados tus productos / International shipping closed until further notice.
Para las compras dentro de Chile los excesos del costo del despacho serán devueltos cuando sean enviados tus productos / International shipping closed until further notice.
Cart 0

Para toda la vida

Como dicen por ahí, nada es para siempre, en el caso de la lana los cuidados son esenciales para la durabilidad de tu proyecto y existen múltiples factores de lo que dependerá que tu prenda tejida se mantenga en óptimas condiciones, es por ello que en este artículo te contaré algunos datos que te ayudarán a mantener tus prendas en el tiempo y a extender su vida para que puedan traspasar generaciones.

El primer factor a considerar es la proveniencia de la fibra y, como esto es Mister Wool, me referiré específicamente a las proteicas o de origen animal debido a que las fibras vegetales requieren, por lo general, menos cuidados, al igual que las acrílicas las que prácticamente son indestructibles (hasta en el medioambiente).

En el proceso de cuidado y mantenimiento de una fibra hay que considerar su proveniencia, las fibras largas o mas rústicas son mas resistentes porque corresponden a pelo mas grueso que al ser torsionadas entre si logran un mejor agarre, en cambio las fibras mas delgadas o cortas como aquellas suaves y delicadas son menos resistentes porque requieren mayor torsión para su enganche y además tienden a afieltrarse sin los cuidados necesarios.

Cuando tejas una fibra animal, ten en cuenta que esta ya ha sido sometida a procesos agresivos para llegar a ser el producto que tienes en tus manos, cuando la fibra es teñida, ya sea con tintes ácidos o anilinas, o bien con tintes naturales, se han aplicado mordientes que pueden ser diferentes ácidos que ayudan a fijar el color y también temperatura, por lo que la escama del pelo se ha abierto y recibido el tinte, proceso que se puede repetir en pocas o ninguna otra oportunidad.

Finalmente considera el proyecto y uso que tendrá tu tejido, es mucho menos el roce que sufre un chal al que puedan resistir unos calcetines o un sweater, por lo que eso también es un factor fundamental que considerar en la selección y cuidado posterior de tu hilado.

Vamos a los cuidados.

Frente a cualquier fibra siempre es importante que la cuides y la mantengas en un espacio limpio y seco para evitar la formación de hongos o bien que el polvo vaya estropeando el hilado en el tiempo. Ante esto es importante también mantener los hilados a la sombra todo el día, sobre todo si se trata de colores estridentes o neones de anilinas porque la luz del sol reacciona con estos colores y los decolora con facilidad. En los tintes naturales es importante que sea realizado con especies que sean verdaderos tintóreos porque, si bien hay elementos de la naturaleza que tienen mucho color en su esencia, como la betarraga o la cúrcuma, destiñen fácilmente.

En segundo lugar, te recomiendo lavar SIEMPRE tu prenda a mano, independiente que el hilado sea superwash, los procesos de lavado y centrifugado de la lavadora o secadora son sumamente agresivos con la lana y terminarán estropeando tu proyecto. Mide verdaderamente la necesidad de lavar tus tejidos, la lana tiene una propiedad antibacterial que permite “limpiarse por si misma” ante los malos olores, es solo cosa que dejes tu proyecto aireándose en el exterior para que esté listo para volver a ser usado, puedes hacer esto con los chales, los sweater, los gorros e incluso con los calcetines. En el caso de derrame de algún líquido sobre este, efectivamente te recomiendo sumergir de forma inmediata tu prenda al agua fría con un shampoo neutro para eliminar este percance y salvar tu prenda de ser tintada. Para este caso no uses nunca agua caliente ni tibia porque abrirás la escama del pelo y realizarás un tintado que será permanente.

Para las prendas que hacen peeling o que sacan motas existen afeitadoras especiales que logran eliminarlas con facilidad y renuevan el acabado de tu prenda, no te preocupes en pensar que estás perdiendo lana o “esquilando” tu proyecto, ya que el peeling es un exceso de lana que se ha afieltrado. Esta situación ocurre mayoritariamente con las lanas sin torsión como las de 1 hebra o single ply las que, a pesar de tener una belleza, brillo y suavidad incomparable, te las recomiendo exclusivamente para prendas como chales o gorros donde no existe roce, de otro modo tendrás que tener un cuidado único con tu resultado.

Del bloqueo.

Hay muchas recetas, formas y comentarios sobre como bloquear tu prenda, acá te entrego una opinión más desde una mirada un poco más técnica respecto de la fibra en cuestión.

El bloqueo sirve básicamente para relajar la fibra, homogeneizar los puntos y también para suavizar en el caso de las lanas de carda o mas rústicas el proyecto. Al sumergir tu proyecto en el agua tienes dos opciones:

  1. Si estas completamente segur@ de que tus lanas no sangran, has usado un mismo color o bien hay poco contraste entre sí, puedes sumergir el tejido en agua tibia (No hirviendo) porque esto le dará una homogeneización, textura y suavidad única a tu prenda. En este caso NO DEBES MOVER LA PRENDA DENTRO DEL AGUA, si lo haces comenzará una reacción en la fibra y se afieltrará tu tejido, debe ser un proceso totalmente quieto.
  2. Si tu prenda incorpora contrastes de color, no tienes claridad como se comportan tus lanas, has usado lana cruda o hay una advertencia de sangrado en tus hilados, sumerge tu proyecto en agua fría entre 5 a 10 min (por reloj) para lograr que la lana se humecte, en este caso puedes mover la fibra con suavidad para cubrir por completo el tejido.

Para ambos casos puedes incorporar shampoo de cabello neutro (ideal de bebé) o bien shampoo específico de bloqueo que lo podrás encontrar en mercerías especializadas en el tema, el objetivo es limpiar la grasa que exista producto del tiempo que fue tejido y darle olor, también puedes no incorporar nada y hacerlo sólo con agua. Si la fibra no tiene la suavidad que esperas, te recomiendo utilizar suavizante o bien mezclar una cucharadita de vinagre blanco en el agua el cual le dará brillo y suavidad natural, en el caso de los tintes naturales con color índigo este último paso es fundamental porque así también desactivas los restantes de hidróxido de calcio que puedan estar en la fibra, lo que la volverá más elástica.

No es necesario bloquear tu prenda cada vez que la laves, hazlo solo si consideras q se ha deformado, para futuros lavados un secado en horizontal es suficiente para mantener las formas que se han fijado en esa primera instancia.

Al guardarlos te recomiendo incorporar en tu guarda ropa un poco de lavanda para espantar las polillas y para estirar las prendas si es que hay arrugas en ellas déjalas un par de días en horizontal o aplica vapor si requieres solución inmediata (puedes hacerlo dejando tu prenda en el baño mientras te duchas).

Cuidar tus tejidos implica un poco de esfuerzo, pero tampoco es algo donde necesites materiales ni cuidados especiales. Te recomiendo seguir estos sencillos pasos para preservar el color, la forma y mantener tu proyecto radiante. Si tienes algún tip que quieras compartir puedes dejarlo abajo en los comentarios, espero que te haya gustado este post. MisterWool.


Older Post Newer Post


  • Gisel García on

    Me encantan leer estos artículos en tu blog, no solo por el conocimiento o experiencia que nos transmite sino porque se nota el profundo amor que le tienes al material con el que trabajas.

  • Carolina Herrera on

    Me encantaron los tips… No tenia idea del uso del vinagre.

  • Carmen Urrutia on

    Muchas gracias por tus recomendaciones, muy útiles!!


Leave a comment